Economía colaborativa, negocios millonarios que tu también podrías crear

Los negocios de economía colaborativa hace bastante tiempo que están entre nosotros. Los fundadores de las startup que vas a ver en la infografía que he creado para vosotros, son sin duda los nuevos creadores de ideas en negocios.

Poner un palito a un caramelo y llamarle Chupa chups puede que en el pasado fuera todo un logro, ahora los tiros, o mejor dicho, la pasta, se mueve por otros canales mucho más digitales.

En la actualidad, el concepto de compartir bienes o servicios está muy arraigado en la sociedad. Se trata de una manera fácil y rápida de poner en contacto a dos usuarios: aquel que ofrece el servicio y aquel que lo requiere. Que además, a través de la creación de plataformas realizadas por startups, esta opción es de lo más sencilla. Lo que más mola de esta tendencia, es que cualquiera puede tener la idea del Billón.

¡Pregúntales a los chicos de AIR BNB! Todo un imperio valorado en 31.000 millones de dólares que fue creado de la manera más tonta (envidia cochina XD) y con estas putas herramientas:

  • Idea
  • Colchón
  • Ordenador
  • Oferta internet

¡Menudo follón tenemos en España! Si en estos días has prestado atención a las noticias, habrás visto como en Barcelona o Mallorca varios energúmenos en grupo destrozaban fachadas de hoteles, barcos, fachadas de edificios o autobuses. Bueno lo último, en Barcelona (como casi toda esta locura) una cadena humana de vecinos afectados por los de pisos de alquileres vacacionales, intentando que los turistas no se bañen en la playa ¡cágate lorito!

 

Manifestación conta el turismo celebrada este sábado en la Barceloneta. / JORDI COTRINA / ACN VÍDEO

Todo esto por la masificación y el crecimiento del turismo en sus ciudades, consecuencia casi directa de las posibilidades que abre al mundo la economía colaborativa y el principal valor de quien lo utiliza.

¡Es más barato! Y créeme cuando te digo que el precio si importa.

En Internet existen lugares en los cuales se ofrecen habitaciones de pisos particulares por precios de lo más económicos. Ambas partes asumen un riesgo. El arrendador, el riesgo de meter en su hogar a un completo desconocido y el arrendatario, el de vivir en un lugar que no ha pasado ningún tipo de inspección. Hoy en día se ofertan en cientos de webs y es que la gente se busca la vida como puede, ofertante y demandante.

A mi juicio, y me pongo serio para decirlo, aquí es donde la ley debe poner orden y paz para que todo el mundo esté contento, o al menos, lo menos enfadado posible.

 

Los negocios de economía colaborativa son IMPARABLES

Hoy en día, está de muy moda llevar un estilo de vida minimalista, en el cual el valor del espacio es muy preciado. Ya no se estila acumular objetos como libros, revistas, adornos o vajillas. Para ahorrar dinero, mencionadas plataformas ponen a disposición de los usuarios casi de todo: vehículos, casas, herramientas o servicios.
Bases de datos recopilados por las empresas, el vendedor puede recuperar parte del dinero que invirtió en la compra de ese artículo, y por su parte, el comprador puede obtener el objeto que desea por un menor importe que si fuera nuevo, por ejemplo.

Venga aquí va el primero “guapi”, si nos has visto el anuncio, bienvenido a la tierra, el Madrid ya es 12 veces campeón de Europa ¡Siuuuuuuuuuuuuuuuuu!

 

La letra es ya una declaración de intenciones para entender parte del target del negocio. Más fácil, imposible.

Yo compro ropa luego la vendo
Cambiar de armario no me lleva nada de tiempo
Chic para mí, chic para mí,
Chic chic chic para mí, chic para mí, chic chic.
Yo compro ropa luego la vendo
Así consigo este rollo que yo tengo

 

¡“Lo peta”, “lo peta” el anuncio de Chic Fy!

Te explica cómo funciona
Te anima a utilizarlo y muestra que es con el móvil (añadiendo un rollo muy millenial)
Te introduce/tatúa el nombre de la marca en el cerebro con la cancioncita.

Lo de que la chica es muy “guapi” y su bailecito ya si eso lo dejamos para otro día… ¡Venga hasta luego XD !

 

Es cierto, necesitaba una ducha fría, ya estoy listo para seguir escribiendo un poquito más serio… pero que conste que me cuesta, me cuesta jajaja.

Volviendo al tema de los daños colaterales de este tipo de negocios, no solo el turismo es el afectado.

¿Qué pasaría si un tipo poderoso como Amancio Ortega dueño del imperio de Zara se quejara por que se vende la ropa ya usada? ¿Tiene derecho a quejarse la tienda de ropa del barrio por este tipo de negocios?

La economía compartida es aún un terreno sin regularizar, al menos de forma que contente a todas las partes. La digitalización avanza a pasos de gigante. Debido a esto, no existe una ley que esté al día. Por ejemplo, existen plataformas en las cuales hay personas que se ofrecen para realizar desplazamientos, de igual modo que un taxista.

Todo el mundo sabe del follón que hay entre los taxistas y las plataformas tipo Uber y Cabify. No seré yo el que se posicione a favor o en contra, aún valoro mi vida lo suficiente…

 

 

Como aún no hay una ley que los ampare de forma clara, estos usuarios no tienen que pagar los mismos impuestos ni seguros (lo que es una putada) que los mencionados taxistas, por tanto, el precio baja. Además, también hay que tener en cuenta, que cualquier persona puede subir al coche, y que por tanto están totalmente expuestos a cualquier tipo de peligro.

 

En mi humilde opinión y en un terreno tan pantanoso como este, la solución al conflicto pasa por estas dos claves:

1- Regularización de las startups por parte del gobierno (en este caso del gobierno español)

2- Que el transporte tradicional se ponga las pilas y ponga en marcha una plataforma moderna con la que competir en igualdad de condiciones.

 

Por mucho que joda a unos o a otros, los negocios con Apps están aquí para satisfacer una demanda del consumidor que nadie va a parar con huelgas ni movidas así. Uff, me piro de este puto punto del post no sin antes recordarte que Uber, Cabify, Bla Bla Car, etc.  al final son startups que se han hecho enormes con muy poquito:

  • Idea
  • Coche propio
  • Ordenador
  • Oferta en internet

 

Los consumidores evolucionan, los negocios tradicionales, no.

Parte de la culpa de que esté tipo de startups obtengan tanto éxito, es sin duda el cansancio de los clientes de recibir servicios poco satisfactorios, e incluso decepcionantes, de algunas empresas tradicionales.

Como consecuencia, estos mencionados clientes, han optado por aquellos negocios que han sabido escucharles en sus peticiones y han creado servicios según sus necesidades a precios muy competentes.

Por ejemplo, los empresarios o teletrabajadores no tienen por qué contratar trabajadores a tiempo completo para desempeñar sus funciones laborales. Sin ir más lejos, la plataforma americana Fiverr, todo un clásico entre los demandantes y ofertantes de servicios de marketing online.

 

Los negocios de economía colaborativa también tienen vida fuera de la red aunque no lo creas. Los conocidos como Coworking, ponen a tu disposición plataformas en las cuales pueden encontrar personas que alquilan escritorios u oficinas. A veces, incluso se pueden beneficiar de otros servicios adicionales: suministros de luz y de agua, línea telefónica o Internet. De esta manera, pueden ahorrar grandes cantidades de dinero a lo largo de todo un año.

 

Es hora de renovarse para hacerse un hueco en este mercado tan competitivo

Si las empresas tradicionales quieren competir en este mundo digital, es necesario que se adapten a los nuevos tiempos y que se actualicen. No pueden esperar a la regulación de las leyes, ya que quizás sea demasiado tarde.
Aquellas compañías que se dedican a la economía compartida han ganado mucho terreno, pero esto no quiere decir que no haya un hueco para todos en este mercado. Solo hay que saber jugar bien las cartas y ofrecer buenos servicios a precios económicos.

¿Quién no conoce ese gran mercado de Milanuncios?

Milanuncios se ha convertido en una en la webs economía colaborativa más importantes de España, dejando atrás con creces a su competidor más directo segundamano.es.

¿Cuál es la clave de su éxito?

El funcionamiento de Milanuncios es muy sencillo y eso suele facilitar mucho las cosas al usuario. “Yo tampoco soy tonto”, debió pensar su CEO que desde que vio la luz en 2006 y no ha cambiado prácticamente nada su estrategia de marketing online. ¿No te has fijado en que prácticamente no ha modificado su diseño gráfico?

Home de milanuncios en 2008:

 

Home de milanuncios en 2017:

 

Con una página más fea que un pie, dejan claro que por mucho que nos calentemos la cabeza en dejar la página bonita, lo importante es lo que acaba dando la plata, la experiencia de usuario.

Me quito el sombrero con este negocio, su estrategia es hacer pensar al usuario que la web es un simple árbitro. Parece que no gana nada de dinero, simplemente porque al contrario de muchas otras compañías, no cobra ninguna comisión por operación realizada.

En Milanuncios tienen claro que el protagonista en su web son los usuarios y conocen al milímetro el perfil de anunciantes y visitantes. Prueba de ello es su omnipresencia en los resultados búsqueda orgánica de Google. El gran secreto de su éxito, el tráfico que generan los miles de anuncios y contenidos que a diario se vierten en su portal.

 

Negocios donde cualquier artículo que imagines lo podrás alquilar.

Este mundo de la economía colaborativa es más amplio de lo que en un principio se puede pensar. No solo abarca el ámbito de vehículos, alojamientos o servicios, sino también de cualquier tipo de objeto que un usuario pueda necesitar.

Es el caso de las herramientas y los electrodomésticos. Por ejemplo, existen usuarios a los que se le estropea la lavadora y hasta que se la arreglen no puede lavar su ropa.

Gracias a distintas plataformas, podrá utilizar la lavadora de algún individuo cercano a su ubicación, el cual la ponga a su disposición.

Sencillo, ¿verdad? Pues con las herramientas ocurre igual. ¿Necesitas un martillo y no dispones de uno? Busca a usuarios que puedan prestártelo por unas horas. Así de fácil.

 

En conclusión, si queremos cuidar el planeta, es necesario compartir recursos. Hoy en día esto es posible gracias a las diversas plataformas que ponen a nuestra disposición múltiples startups. ¡Así que únete a la economía compartida!

¿Has pensado ya en que startup vas a crear? ¿aún no? pues sigue leyendo…

La nueva tendencia: ¡comparte y ahorra!

Hasta hace relativamente poco tiempo, las personas teníamos una especie de necesidad de acumular cosas. Cuantos más objetos o bienes se tenían, más alto nivel económico parecía poseer esa persona. Aún se ven casas antiguas en las cuales sus inquilinos tienen una decoración de lo más pintoresca: cientos de libros en muebles de gran tamaño, decenas de cuadros colgados de las paredes o adornos en cada uno de los rincones de la casa.

En la actualidad, sin embargo, esa tendencia de acumular objetos se ha reducido de manera considerable, sobre todo a medida que el individuo entra en la edad adulta. Los usuarios no consideran que por poseer más lleven un nivel de vida superior a los demás. Al contrario, hoy en día, debido al gran número de fábricas que existen, los costes son menores y, por tanto, aumentan las posibilidades de que personas que pertenecen a una clase media o baja los puedan obtener.

Las tecnologías y su influencia

¡Así es! El desarrollo de las nuevas tecnologías ha dado paso a esta reciente tendencia entre los usuarios. Actualmente, muchos datos e imágenes que el individuo tenía de manera tangible, se han ido sustituyendo por otros sistemas de almacenamiento: teléfonos móviles, tablets, ordenadores o discos duros.  No le des vueltas, a veces, menos es más, y este consejo puede serte de lo más útil si estás pensando en montar un negocio con estas características.

El valor de lo reciclado también ha incrementado en los últimos años. Vender objetos que ya no se usan o intercambiarlos por otros de nuestro interés está de moda entre los consumidores. Una nueva moda que no pasa desapercibida para cientos de empresarios, los cuales han sabido aprovechar este momento para encaminar su negocio hacia el éxito.

La economía de colaboración despega en nuestro país

Ya lo has visto, cada vez son más las startups que se crean en este país, dedicadas a la economía de colaboración. Estas ponen a disposición de los clientes toda la información que les pueda ser de utilidad, dónde y cuándo la necesiten. En la gran mayoría, los usuarios podrán compartir vehículos, garajes e incluso alojamientos de una forma rápida y sencilla. Comprar y vender sin pagar comisiones a intermediarios ni tener una propia página web.

El secreto para “petarlo” de una manera eficaz no es otro que el tráfico y el BigData. Estas nuevas empresas tienen que crear grandes bases de datos en las cuales recopilen toda la información posible para facilitar la búsqueda a los usuarios.

Las televisiones se llenan de anuncios que no dejan de minar, a base de neuromarketing, atractivas ofertas para que pruebes estas experiencias. En muchos casos, venderlo como una experiencia es apropiado, en otras, señores, (no diré el nombre, ya que nunca se sabe…) no lo es tanto.

La mejor forma de poner en contacto a aquellos que ofrecen servicios con los que los buscan

Gracias al desarrollo de estas nuevas plataformas, es posible que una persona que ofrece un determinado servicio, contacte de manera rápida y fácil con aquella persona que lo está demandando. Ya hemos visto sites que ayudan a los freelancers a conectar con aquellos negocios en los cuales se ofertan puestos de empleo, pero hay más.

Otras empresas ponen a disposición de los usuarios a personas que se dedican a cuidar a niños y ancianos, como es el caso de cuideo

 

Otro tipo de servicio, del cual se habla mucho actualmente (por si no hubiera bastante lío con el transporte), se empiezan a ver webs con la gran idea de que algunos usuarios puedan alquilar sus coches por un breve periodo de tiempo, como para su uso durante un día de compras.

 

El caso está en ver negocio en todo lo cotidiano, realmente al ritmo que vamos, veo portales dando la oportunidad de alquilar baños por minutos.

En realidad ¡puedes alquilar incluso una bicicleta durante pocas horas! Los beneficios de este tipo de plataformas son increíbles. En esta web alquilan de todo:

¿Necesitas que te presten dinero? También hay opciones sin que tengas que ir al prestamista que luego puede cobrarte con sangre los intereses. Los imprevistos pueden surgir en cualquier momento. Por ello, existen plataformas al alcance de los interesados, las cuales permiten prestarse dinero de usuario a usuario. De esta forma, se evitan las tasas de intereses tan elevadas de las entidades bancarias.

Así, todos salen beneficiados, prestamista y prestatario.

El mundo de la moda no se queda atrás. Hay miles de opciones para obtener prendas según tus gustos y requisitos. Muchas plataformas ofrecen ropa de muy poco uso para poder comprarla. Sin embargo, otras startups ponen al alcance de los usuarios la posibilidad de alquilar prendas para eventos de un solo día. Incluso aquellas mujeres que desean asistir a una boda o a una celebración única, pueden alquilar vestidos de grandes diseñadores a un módico precio.

¿Harto de comprar herramientas para un solo uso? ¡Alquílalas!
¡Pues sí! También es posible alquilar herramientas. ¿Tienes que colgar un cuadro y no dispones de un taladro? No te preocupes. Puedes acceder a las bases de datos de las diferentes empresas y enseguida te podrás poner en contacto con un vecino cercano el cual tenga ese taladro. Los electrodomésticos de cocina también están disponibles en las múltiples plataformas que existen en Internet.

Los datos y los algoritmos son los que hacen posible que los consumidores se beneficien de estos servicios. Gracias a ellos, las empresas crean plataformas individuales, mediante las cuales ponen en contacto a los que prestan servicios con los que los necesitan. Rara vez son estas empresas las que ofrecen los mencionados servicios, solo hacen de hilo conductor para poder llevar a cabo una transacción segura, rápida y cómoda para cada una de las dos partes que intervienen en el proceso.
En definitiva, el nuevo usuario antes de comprar un bien o un servicio busca información a través de Internet. De esta manera, podrá averiguar si hay usuarios o vecinos cerca que te pueden ofrecer lo que buscas por un precio económico.

¡Qué! ¿sabes ya cual va a ser la idea del millón que vas a poner en marcha?

Si la respuesta es ¡si! felicidades amig@, ahora queda la parte más complicada, buscar financiación y trabajar de forma rápida para que no venga ningún listo y te copie.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *