Si quieres triunfar, dale al Inbound Marketing

Puede que algunos de vosotros sepáis ya qué es el Inbound Marketing, pero habrá otros tantos que no, así que para eso estoy yo aquí, muy atentos que esto os va a molar.

Con el Inbound lo que se consigue es conjugar la totalidad de la estrategia de un negocio online, enfocándolo hacia sus objetivos generales.

Y ahora os lo digo en cristiano, esta metodología lo que intenta es integrar el equipo de marketing y el de ventas de forma más digital y directa, sin ninguna interrupción.

¿Cómo hace esto? Usando el software de automatización del marketing, lo que le permite sacar el máximo provecho a las tecnologías para ahorrarse tiempo con los contenidos y la distribución, aunque también, en la toma de decisiones.

Vamos que a los que os dedicáis al mundo de Internet os da una ventaja que te cagas.

Pero, ¿esto sirve para mi negocio?

Este método no es aplicable únicamente a un sector sino a todos aquellos que operen en la red, y ya hay muchos que son conscientes de los beneficios, tales como la banca online que se ha subido al carro para conseguir sus metas.

Este tipo de marketing funciona en relación a la información que nos dan los usuarios, si es que os lo he dicho muchas veces, ¡los datos son un tesoro!

Con las respuestas que se obtienen, el equipo de Inbound podrá dedicarse a optimizar la red distribución, así como personalizar los contenidos, o los canales en los que hay que estar presente.

Lo importante aquí es que todo se va a hacer en función de los intereses de cada perfil de usuario.

Te gusta cómo suena, ¿verdad? Pues ya puedes ponerte las pilas y formar tu propio equipo, pero ¿qué necesitas de este team que te va a hacer petarlo?

Básicamente tienes que contar con peña que sean multifuncionales, y que sean capaces y responsables de definir la estrategia digital general, y ponerla en marcha.

¿Tienes alguien así en tu empresa? Pues relájate, que ahí no se queda todo, porque si consideras que cuentas con gente polivalente en los que puedas confiar, deberás ayudarles con una formación especializada, así como formar también al equipo corporativo.

Encontrar modelos nuevos de negocio es una labor que supone conocer los nuevos perfiles de usuarios, junto con sus necesidades e intereses.

Para que os vayáis haciendo una idea, según los últimos estudios se han diferenciado tres perfiles de usuario:

  • El cliente tradicional, vamos el que le interesa visitar las oficinas y recibir un trato directo y personal.
  • El cliente multicanal, la relación con él puede ser por distintas vías, ya sea la oficina, internet o aplicaciones.
  • El cliente alternativo, que es el que está aumentando, y quien solo usa los medios de tipo online.

Con el Inbound Marketing se pueden segmentar mucho más los perfiles de usuario, y es que al final lo que vas a conseguir con esta estrategia es conocer su comportamiento y su consumo online, para poder presentarle algo que sepas que lo va a enamorar.

Y dirás, “Vale, eso está muy interesante, pero ¿qué me quieres decir?”. Sigue leyendo y lo verás, ¡impaciente!

Básicamente, para que me entiendas, lo que vas a conseguir con el Inbound y su segmentación es que vas a aumentar la productividad de los canales digitales, sin que la monitorización y el seguimiento de su efecto sean un coñazo a lo hora de medirlo.

¡Más productividad, mismo esfuerzo!

Ahora que ya tienes a tu team de Inbound a pleno rendimiento, déjalos que terminen de personalizar y configurar el software de automatización del marketing, que esto irá en función de la estrategia digital de todos los canales de la empresa.

Como digo, una vez hecho esto, todas las acciones de marketing online se automatizan, y podrás ver los históricos individuales de cada usuario, y también por los grupos de consumo que se establezcan.

Y lo ves todo de un vistazo, ¿no me digáis que no es lo más?

Así que en resumen, para que no os hagáis un lio, lo que consigues con el Inbound Marketing es:

  • Incrementar la productividad de tu empresa
  • Gran ahorro en los procesos de distribución
  • Misma calidad en los contenidos
  • La red de distribución de contenidos resulta más ágil
  • Continua adaptación a los hábitos de los consumidores

¿Te ha quedado claro o no? Si no lo has usado todavía, no sé a qué estás esperando, tienes mogollón de ventajas y lo vas a petar con tu empresa, ¡hazme caso y verás cómo creces!

¡Hasta la próxima!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.